Noticias en la página Axxón Página Axxón

05/Dic/07

Un cúmulo estelar con prisa

Se detectó un cúmulo de estrellas viajando tan rápido que es difícil explicarlo.

La nueva medición de su órbita, hecha con el telescopio Keck de 10 m en Hawaii, también profundiza un misterio sobre el agujero negro central de nuestra Vía Láctea.

El cúmulo Arches es un grupo de estrellas jóvenes a sólo 100 años luz del centro de la galaxia, una peligrosa región donde el fuerte tirón gravitacional puede desbaratar un cúmulo estelar. "Arches sólo sobrevivirá 10 o 20 millones de años", dice Andrea Stolte de la Universidad de California en Los Angeles.

Stolte es un miembro de un equipo que ha rastreado la trayectoria del cúmulo. Tomaron una imagen del cúmulo en 2002 usando el telescopio de 8 m VLT en Chile y luego otra en 2006, usando el Keck.

El equipo encontró que, luego de cuatro años, el cúmulo, que está a 25.000 años luz de distancia, se movió siete millonésimas de segundo. Eso corresponde a una velocidad de 200 kilómetros por segundo.

Se piensa que el cúmulo se formó cuando chocaron dos nubes de gas, pero las nubes candidatas viajan mucho más lentamente que el cúmulo.

¿Podría haberse formado de la colisión de dos nubes raras y excepcionalmente rápidas? Stolte y sus colegas planean tomar otro cúmulo en la región, el llamado Quinteto, para ver si también está viajando a semejante velocidad.

El estudio agrega además algunos datos sobre las estrellas más internas de la galaxia, las que rodean el monstruoso agujero negro central. Muchas de estas estrellas son jóvenes, de sólo 6 millones de años de edad, y los astrónomos se preguntan cómo se pudieron formar. Las nubes de gas deberían haber sido despedazadas por la gravedad del agujero antes de colapsar y formar estrellas.

Una teoría es que las estrellas jóvenes fueron llevadas al cúmulo central por otros cúmulos que se formaron más lejos. De acuerdo a cálculos recientes, sin embargo, la mayoría de los cúmulos son destruidos antes de acercarse lo suficiente. Las nuevas mediciones muestran ahora que al menos el cúmulo Arches no puede realizar ese tipo de "delivery" porque su órbita no se acerca lo suficiente al agujero negro.

Otra posibilidad es que un conjunto de estrellas haya sido guiado por un agujero negro intermedio, de 1.000 veces la masa del Sol.

Una alternativa más popular, sin embargo, es que estas inusuales estrellas se formaron donde están, fuera de un denso disco de gas. Bajo su propia y poderosa gravedad, este gas podría haber colapsado para formar estrellas.

Fuente: Noticias del cosmos. Aportado por Gustavo Courault

Más información:
Más noticias de Ciencia en Axxón
¿Hay un segundo agujero negro merodeando en el corazón de la Vía Láctea?