Noticias en la página Axxón Página Axxón

15/Mar/08

Hallan agua y orgánicos en región planetaria

Spitzer encuentra sustancias orgánicas y agua donde podrían crecer nuevos planetas

Los investigadores, usando el Telescopio Espacial Spitzer, descubrieron una gran cantidad de gases orgánicos simples y vapor de agua en una posible región de formación planetaria alrededor de una estrella joven, junto con la evidencia de que esas moléculas fueron creadas allí. También encontraron agua en la misma zona, alrededor de otras dos estrellas jóvenes.

Exigiendo la capacidad del telescopio a un nuevo nivel, los astrónomos tienen ahora una mejor visión de las primeras etapas de la formación planetaria, que puede ayudar a arrojar luz sobre los orígenes de nuestro propio Sistema Solar y sobre la potencial evolución de vida en otros.

John Carr, del Naval Research Laboratory, y Joan Najita, del National Optical Astronomy Observatory, desarrollaron una nueva técnica usando el espectrógrafo infrarrojo de Spitzer para medir y analizar la composición química de los gases en un disco proto-planetario. Éstos son discos aplanados de gas y polvo que rodean a las estrellas jóvenes. Los científicos creen que proveen los materiales de construcción para planetas y lunas y al final, después de millones de años, evolucionan en sistemas planetarios como el nuestro.

"La mayor parte del material en el disco es gas, pero hasta ahora ha sido difícil estudiar su composición en las regiones donde los planetas deberían formarse. Se ha prestado mucha más atención a las partículas sólidas de polvo, que son más fáciles de observar", explica Carr.

En su proyecto, Carr y Najita realizaron profundas observaciones de los gases en la región de formación planetaria en el disco alrededor de la estrella AA Tauri. Con menos de un millón de años de edad, AA Tauri es un típico ejemplo de una joven estrella con un disco proto-planetario.

Con sus nuevos procedimientos, fueron capaces de detectar las firmas espectrales de tres moléculas orgánicas simples -cianuro de hidrógeno, acetileno y dióxido de carbono- más vapor de agua. Además, encontraron más de estas sustancias en el disco que en el denso gas interestelar llamado nubes moleculares de la que el disco se originó. "Las nubes moleculares suministran la materia prima con que se forman los discos proto-planetarios", dijo Carr. "De modo que es evidencia de que ocurre una activa química orgánica en el disco, que forma y procesa estas moléculas".

El espectrógrafo infrarrojo de Spitzer ya antes detectó estos mismos gases orgánicos en un disco proto-planetario. Pero la observación dependía de que el disco de la estrella estuviera orientado de la manera correcta. Ahora los investigadores tienen un nuevo método para estudiar la mezcla primordial de gases en los discos de cientos de jóvenes sistemas estelares.

Los astrónomos serán capaces de llenar un importante vacío; saben que el agua y los elementos orgánicos son abundantes en el medio interestelar, pero no qué ocurre con ellos luego de ser incorporados en un disco. "¿Son estas moléculas destruidas, conservadas o mejoradas en el disco?", dijo Carr. "Ahora que podemos identificar estas moléculas e inventariarlas, tendremos una mejor comprensión de los orígenes y evolución de los bloques básicos de la vida, de dónde vienen y cómo evolucionan". Los resultados de la investigación de Carr y Najita aparecen en la edición del 14 de marzo de la revista Science.

En busca de agua

Aprovechando la capacidad espectroscópica del Spitzer, otro grupo de científicos buscó moléculas de agua en los discos alrededor de las estrellas y las encontraron, dos veces. "Ésta es una de las muy pocas veces cuando se demuestra que el vapor de agua existe en la parte interna de un disco proto-planetario, el lugar más probable para que se formen planetas terrestres", dice Colette Salyk, estudiante graduada en el Instituto de Tecnología de California en Pasadena. Es principal autora de un trabajo sobre los resultados en la edición del 20 de marzo de la Astrophysical Journal Letters.

Salyk y sus colegas usaron el Spitzer para buscar agua en docenas de jóvenes estrellas y la encontraron en varias. Se concentraron en dos estrellas y siguieron la detección inicial de agua con mediciones complementarias de alta resolución del Telescopio Keck II en Hawai. "Mientras no detectamos casi tanta agua como en los océanos de la Tierra, vemos apenas la superficie del disco de modo que podemos deducir que el agua es muy abundante", dijo Geoffrey Blake, profesor de cosmo-química y ciencias planetarias en CalTech y uno de los coautores del trabajo.

"Esto es mucho más que la historia de dos discos. Spitzer puede medir con eficiencia las firmas del agua en muchos objetos, de modo que es sólo el comienzo de lo que vamos a aprender".

"Con las próximas observaciones y datos de Spitzer en la mano", añadió Carr, "desarrollaremos un buen conocimiento de la distribución y de la abundancia de agua y de sustancias orgánicas en los discos que forman planetas".

Fuente: Noticias del Cosmos. Aportado por Graciela Lorenzo Tillard

Más información:
Más noticias de Ciencia en Axxón
Artículo origen
El agua terrestre ¿se produjo en la Tierra o en el espacio?
Nuevo tipo de cometas podría ser el origen del agua en la Tierra
¿Qué es la vida y cómo hacemos para buscarla?
Algunas súper-Tierras "se forman en tempestades de nieve cósmicas"
Encuentran un disco muy elíptico alrededor de una estrella joven