Noticias en la página Axxón Página Axxón
[Noticias (antes 2009) ] [Noticias (desde 2009) ] [ Página principal ] [ Revista de Ciencia Ficción ] [ Zapping ]

16/Jul/08



Revista Axxón

Axxón en
facebook


Lectores de Axxón en facebook



Haz clic aquí para suscribirte a Axxon



La NASA tiene que considerar seriamente el sexo en el espacio

La agencia de EE.UU. para los asuntos espaciales tiene que considerar mejor las necesidades sexuales de sus astronautas durante las largas misiones en el espacio

También tiene que hacer más investigaciones para conocer el desarrollo de un embrión humano en ambientes de nula o baja gravedad, en especial si la NASA se propone seriamente instalar una colonia en Marte en los próximos 30 años. Estas advertencias son hechas públicas por un consejero de la NASA en un momento en que la agencia no tiene suficientes fondos asignados a la fisiología humana en el espacio. Estos asuntos no son de ninguna manera triviales, las necesidades humanas básicas y la capacidad de procrear más allá de la Tierra podrían ser críticas en misiones duraran muchos años...

En un momento en que la pregunta "¿Podemos tener sexo en el espacio?", se está volviendo más y más popular por los futuros turistas espaciales que esperan hacerse miembros del club de las 100 millas de altura, comienza a surgir un tema serio por nuestra presencia a largo plazo en el espacio. Los seres humanos tienen necesidades, y aunque los astronautas seleccionados por la NASA, la ESA y las otras agencias espaciales internacionales son individuos muy profesionales, el Dr. Jason Kring, consejero y profesor asistente de la NASA en la Universidad Aeronáutica Embry-Riddle en Florida, ha señalado que el deseo sexual es tan potente como la necesidad de agua y comida. "Pero la conclusión es que, como el hambre y la sed, el sexo es un motivo biológico básico", dijo en una entrevista con el Sunday Telegraph del Reino Unido. "Una misión potencial de ida y vuelta a Marte podría durar tres años. No tiene sentido suponer que estos hombres y mujeres no van a pensar en él durante tres años. La NASA y las otras agencias espaciales deberían abordarlo en el entrenamiento y en la selección de la tripulación". Kring sugiere que nuestros futuros exploradores espaciales con largas misiones deberían reproducir lo que hacían los primeros exploradores polares y tomar a un colega como amante para minimizar la frustración sexual.

Es difícil predecir las tensiones que pueden producir las misiones a largo plazo en el espacio y hacia otros planetas, pero hay una razón muy práctica para preocuparnos. La tensión agudizada en una nave espacial creará crecientes riesgos de enfrentamientos, falta del enfoque y fracaso de la misión. Cuando se considera una posible misión de 3 años a Marte, los científicos de la misión querrán que la tripulación esté tan calmada y libre de tensiones como sea posible.

Kring añade esa futura nave espacial tripulada a la Luna y Marte debería ser diseñada para optimizar la privacidad de los astronautas de modo que las relaciones puedan ser consumadas. Esta necesidad humana básica fue reconocida por exploradores aquí sobre la Tierra cuando los miembros de la expedición al Polo Sur tomaron "esposas de expedición" como compañeros sexuales. Cuando la expedición terminó, los exploradores regresaron a casa y a sus familias y esposas. Aparearse con un colega por lo tanto elude los asuntos biológicos de la posibilidad de "acostumbrarse" durante meses, o años tal vez. Hay cuestiones obvias que rodean el efecto psicológico de tomar "esposas de expedición" (¡especialmente el efecto de las esposas que esperan a los astronautas aquí sobre la Tierra!), pero la cuestión biológica tendrá por lo menos una respuesta.

Sin embargo, queda el hecho de que somos ingenuos de los efectos del sexo en el espacio, mucho menos si es una experiencia incluso placentera. La mecánica de los "procedimientos de acoplamiento humano" (como se describe en las pruebas llevadas a cabo por la agencia espacial rusa) es mucho más complicada en gravedad cero. Los investigadores de la NASA han señalado que los problemas adicionales incluyen mareos, sudoración creciente y una caída de la presión sanguínea, todos los cuales son grandes problemas para los astronautas en el espacio.

También hay enormes cuestiones éticas que penden sobre los posibles embarazos en el espacio. Las pruebas de gravedad cero sobre embriones de rata produjeron un desarrollo reducido del esqueleto y el cerebro, los efectos sobre un embrión humano permanecerán en el misterio. Además si los astronautas tienen sexo por razones puramente recreativas, la eficacia de la anticoncepción oral ha cuestionada, haciendo que todo el procedimiento sea muy problemático, con riesgo de embarazos fortuitos (algo para lo que ninguna agencia espacial está preparada, especialmente durante misiones a la Luna o Marte).

Queda entonces el hecho que la NASA continúa retrasando la investigación biológica a favor de futuras misiones a la Luna, por tanto la sexualidad humana en el espacio permanecerá en el misterio. Este punto es resaltado por un portavoz de la NASA que dijo, "No estudiamos sexualidad en el espacio".

Fuente: Universe Today. Aportado por Graciela Lorenzo Tillard

Más información:
Más noticias del Espacio en Axxón
El primer hombre en la Luna pudo ser una mujer
Secta creada en base a la ciencia ficción promovía la esclavitud sexual
Científicos rusos niegan que cosmonautas hayan practicado sexo en el espacio
Las normas más absurdas de la legislación mundial, recopiladas online
¿Lanzan los astronautas avioncitos de papel eléctricos?

            

Noticias anteriores, por tema
Ciencia Cine Espacio Espectáculos Historietas Internet Juegos Libros Literatura Revistas Sociedad Tecnología Televisión

Noticias anteriores, por año
2017  2016  2015  2014  2013  2012  2011  2010  2009  2008  2007  2006  2005  2004  2003  2002