03/feb/02

Una demanda contra los productores de "El planeta de los Simios"

Habrían usado en algunas tomas un producto que irrita los pulmones y que contiene "silica cristalina", un conocido cancerígeno

Cientos de figurantes que trabajaron en la película de Tim Burton "El Planeta de los Simios" habrían sido expuestos a un polvo cancerígeno utilizado para recrear una "tormenta de polvo", según una demanda presentada en Los Angeles.

La demanda, presentada por Jeffrey Clark, uno de los figurantes, en nombre de todos los extras que interpretaron a simios o humanos en la película de Burton, busca que el estudio 20th Century Fox los indemnice por daños y perjuicios y les conceda parte de los beneficios generados por el filme.

No fue posible contactar con representantes de Fox para obtener su reacción.

Según la querella, los figurantes fueron expuestos a "más de 36.000 kilogramos" de un polvo conocido como "Tierra de Fuller" que contiene sustancias que irritan los pulmones así como el conocido cancerígeno "silica cristalina".

Dicha sustancia habría sido utilizada durante un período de casi dos meses para filmar escenas que ocurren durante una "tormenta de polvo", afirma el demandante.

Los figurantes fueron "expuestos a enormes cantidades de este material durante un prolongado período de tiempo" durante el cual experimentaron "inhalación directa" del producto sin ningún sistema de protección, según los documentos judiciales.

La querella afirma que todos los sacos de Tierra de Fuller utilizados en la película "llevaban inicialmente una nota de advertencia pegada o impresa directamente", que "advertía que la silica cristalina es un conocido cancerígeno y puede provocar lesiones de pulmón si es inhalada". Dichas etiquetas fueron sin embargo "cortadas o retiradas de otro modo", agrega.

Los técnicos de efectos especiales de "El Planeta de los Simios" utilizaron tal cantidad de dicho polvo durante el rodaje que "cuando lo introdujeron en el aire uno no podía ver más allá de medio metro", afirma Clark.

Según el demandante, los productores de la cinta habrían "comprado miles de máscaras de papel que nunca distribuyeron" a los figurantes.

Durante el rodaje, muchos de los extras "desarrollaron problemas respiratorios consistentes en tos e infecciones respiratorias" y desde entonces, algunos de los figurantes continuaron sufriendo "irritación aguda y crónica en los pulmones y el sistema respiratorio", agrega.

La inhalación de dicho polvo puede provocar cáncer o silicosis, afirman los documentos judiciales.

Fuente: AFP - Aportado por Alejandro Alonso

Más información: