14/feb/02

Incremento en las exportaciones españolas de libros

México y Argentina siguen siendo destinos preferentes para la industria editorial española, pero hay nuevos mercados

Ni la grave crisis argentina ni las consecuencias del 11 de septiembre han logrado ensombrecer los resultados del comercio exterior del libro durante el año pasado. Así, España superó por vez primera en el 2001 la barrera de los 600 millones de euros (100.000 millones de las antiguas pesetas) en libros y publicaciones exportadas.

El incremento, respecto al año anterior, llega al 13,50%, pero no hay que olvidar que en 1996 esta cifra rondaba los 317 millones de euros.

Las importaciones, por su parte, superaron los 131 millones de euros, con un aumento del 8,50%, luego el saldo neto de este sector (que engloba a editores, distribuidores, libreros e industria gráfica) alcanzó los 471 millones de euros, un 15,00% más que en el año 2000, lo que le sitúa entre las diez primeras industrias en la balanza comercial exterior española.

Las exportaciones a la Argentina, país estrella estos días a causa de su grave crisis económica, se desplomaron casi un 19,00%, pero así y todo consiguieron llegar a los 45 millones de euros.

Respecto a los cobros de las exportaciones del año pasado a aquel país, el gremio calcula que la recuperación de los saldos argentinos pendientes necesitará un plazo más largo del convenido y que habrá que refinanciar la deuda, pero no parecen tener miedo de cara al futuro.

Un síntoma claro de que el sector confía en que la Argentina conseguirá salir de su grave crisis y que el mercado en ese país, a medio-largo plazo, va a recuperarse es que, según la Federación de Cámaras de Libro españolas (FEDECALI), ninguna de las 37 editoriales españolas que habían previsto su presencia en la próxima feria del libro de Buenos Aires ha anulado su reserva.

Por su parte, las exportaciones a EE.UU. también se han enfriado tras los atentados del 11 de septiembre, pero así y todo el 2001 se cerró con un incremento del 13,00%, facturando 33,50 millones de euros.

México -con más de 95 millones de euros y una subida del 18,00%- continúa siendo la locomotora del negocio exterior del libro español. Pero, por primera vez, el segundo lugar lo ocupa Francia, con más de 86 millones de euros y una subida del 87,50%.

No obstante, han aparecido otros mercados emergentes que van adquiriendo importancia, como es el caso de Japón, cuyas compras de libros españoles (principalmente de arte) se han incrementado en un 575,00% respecto al año pasado, alcanzando los 8 millones de euros, y de China, donde las novelas traducidas del escritor valenciano Vicente Blasco Ibáñez se han convertido en todo un boom editorial en aquel país.

Fuente: (BEM) - Aportado por Alejandro Alonso

Más información: