Página Axxón Axxón 123
[Andernow] [Americander] [Eurander]

La Luna de Papel

El Aliento

by Natalia Nacucchio

En la noche, cuando aún estoy despierto, unos ojos brillantes en la oscuridad me observan desde el rincón más oscuro de la habitación. No importa lo que yo haga, ellos están allí acechando mi cordura.
      Lo peor me acosa cuando duermo, entonces un aliento caliente y salvaje se desliza sobre mi. Erizando mis sentidos y a veces mi pesadillas, atormentando mi descanso.
      Cada vez me cuesta más despertarme a la vida.
      Hace noches que he perdido el deseo del sueño. Deambulo por la habitación anhelando que "eso" no sea real. Sin embargo, cada vez que giro hacia el rincón está allí... esperando...
      Cuando el silencio se adueña de la ciudad lo escucho respirar de forma densa y pausada, calculadora.
      Trato de acercarme a él pero sus ojos parecen agigantarse desmesuradamente, como advirtiéndome.
      El frío se acentúa en la habitación a cada minuto. Eventualmente intento salir, aprovechando alguna pequeña distracción de mi carcelero, pero como otras veces, al llegar a la puerta una flecha helada atraviesa mis costillas, instalándose en mi corazón. Sólo al regresar a mi silla junto a la mesa, donde paso la mayor parte del tiempo, me libro de ese sufrimiento.
      "¿Qué es lo que quieres de mí?", grito desesperado entre sollozos amargos.
      Luego de mil días me respondió. Sin palabras, como lo hacen los dioses y demonios.
      El piso de la habitación comenzó a vibrar trasmitiendo esa sensación a toda la casa.
      Ante mí una pared de negro humo se construía de la nada con miles de rostros que gritaban en un silencio agónico. Al rozar el techo de la pared se desprendió un brazo oscuro y cubierto de grandes escamas secas que terminaba en cientos de tentáculos con demoníacos ojillos inyectados en sangre.
      Mis piernas me traicionaban, una fría película de sudor me abrazaba, recordándome de alguna forma que aún estaba vivo.

      El miedo me traicionaba con un silencio embargador.
      "Ello" abandonó sorpresivamente la oscuridad, develando lo que me había mantenido en vilo.
      Tenía forma de un felino con mirada humana.
      Paralizado, vi como ese sobrenatural morro se interponía entre el "brazo" y mi persona, lanzando un alarido vengador y transformándose en mi única esperanza.
      Ese extraño animal comenzó a devorar la garra como si lo respirara hasta desaparecerlo, acallando así el salmo de los ya muertos.
      La habitación recuperó su paz y calidez, y el inquietante felino me miraba mansamente, hasta que de un simple salto se confundió en la noche, que se deslizaba por mi ventana, dejándome frío y mareado.
      Aún no puedo discernir lo ocurrido, pero creo que no es de nuestro albedrío cuando dos demonios se enfrentan y uno mismo es la carnada.


Axxón 123 - Febrero de 2003

Página Axxón Axxón 123
            

ÍNDICES DE LAS REVISTAS AXXÓN
87 88 89 90 91 92 93 94 95 96 97 98 99 100 101 102 103 104 105 106 107 108 109 110 111 112 113 114 115
116 117 118 119 120 121 122 123 124 125 126 127 128 129 130 131 132 133 134 135 136 137 138 139 140 141 142 143 144
145 146 147 148 149 150 151 152 153 154 155 156 157 158 159 160 161 162 163 164 165 166 167 168 169 170 171 172 173
174 175 176 177 178 179 180 181 182 183 184 185 186 187 188 189 190 191 192 193 194 195 196 197 198 199 200 201 202
203 204 205 206 207 208 209 210 211 212 213 214 215 216 217 218 219 220 221 222 223 224 225 226 227 228 229 230 231
232 233 234 235 236 237 238 239 240 241 242 243 244 245 246 247 248 249 250 251 252 253 254 255 256 257 258 259 260
261 262 263 264 265 266 267 268 269 270 271 272 273 274 275 276 277 278 279 280

Nedstat Basic