Correo 143


1o de octubre de 2004
  Eduardo

Acabo de leer el editorial del número 142 y te puedo asegurar que yo también lagrimeé un poco (sin ganar ni perder nada parecido al oro olímpico).

Quizá porque soy uno de esos salames que se emocionan fácil. Quizá porque apelaste a la anécdota de los nenes. En publicidad (vivo de eso), se dice que con nenes o animalitos se vende seguro, y yo siempre caigo en ese truco.

Pero lo más importante es eso que contás de la mirada extrañada de los que no entienden por qué existe Axxón, buscando "algo raro" por detrás. Yo creo que más allá del prestigio (¡que claro que es importante!), el demostrarle a la gente que las utopías existen aunque sea en pequeña escala, en la escala humana, es algo que (como diría esa marca que se apropia de todo) no tiene precio.

¡Felicitaciones por la constancia y por el resultado!

Hernán Domínguez Nimo

Brevedad en tus palabras y extraordinaria claridad en los conceptos. Veo que captaste muy bien las ideas que hay detrás de esto, quizás mejor que lo que puedo yo, envuelto en los hechos, y por eso te digo gracias, muchas gracias.

Eduardo J. Carletti


Enviar las cartas a ecarletti@axxon.com.ar


Desde que abrimos la Lista Axxón se han anotado enormidad de personas, y por esto muchas opiniones que antes se intercambiaban por el Correo ahora se presentan y discuten día a día en la Lista. No me pareció razonable extraer textos de opinión de ella para ponerlos aquí, ya que son medios diferentes. Espero que alguno de los "Listeros" mande de vez en cuando una carta para este Correo. No sea que lo dejemos huérfano...

Eduardo J. Carletti
ecarletti@axxon.com.ar


 
            


Nedstat Basic