Página Axxón

Cien explosiones en la Luna   |    Las ondas de gravedad generan tornados   |    Crónicas del Apolo, Episodio I: Sombras Oscuras.   |    Un innovador laboratorio utiliza satélites para combatir enfermedades   |    Una cápsula tripulada para Europa   |    ¿Es el planeta Marte demasiado salado para la vida?   |    Planetas por docena   |    Un método sencillo para predecir la biodiversidad   |    ¿Un nanomotor a fonones?   |    Una nueva teoría cósmica conecta las Fuerzas Oscuras   |   
21-Jul-2008

La tercera mancha roja de Júpiter, desgarrada por sus hermanas

La tercera tormenta roja gigante de Júpiter ha quedado destrozada por una colisión con las otras dos manchas rojas del planeta, y no parece haber sobrevivido.

Por Rachel Courtland

Los astrónomos todavía están intentando captar imágenes tras el periodo de disturbios, pero parece que la tercera mancha se desgarró la semana pasada, cuando pasó entre sus primas mayores, la Gran Mancha Roja y la Pequeña Mancha Roja. La tercera mancha había aparecido este mismo año, cuando una tormenta blanca se convirtió en una roja.


A la tercera mancha roja de Júpiter (la de más a la izquierda) le dieron una paliza cuando intentó pasar entre la Gran Mancha Roja (a la derecha), y la Pequeña Mancha Roja (abajo a la izquierda).
© NASA/ESA/M Wong/I de Pater/University of California, Berkeley

Aunque todavía permanecen gruesas trazas de material rojo, "ya no es una mancha", dijo Glenn Orton en el Jet Propulsion Laboratory de la NASA en Pasadena, California, EE.UU., el miércoles. "Está revuelto. Es un borrón".

"La mancha roja se ha ido", dijo Christopher Go, un astrónomo aficionado en Cebu (Filipinas), a New Scientist el jueves.


INDICE DE NOTICIAS

Los astrónomos aficionados dieron online la noticia del tormentoso descuartizamiento de la mancha. El encuentro de la mancha con sus hermanas mayores comenzó alrededor del 3 de julio y parece haberse prolongado varios días.

Las manchas de Júpiter realmente son tormentas huracanadas masivas. La Gran Mancha Roja, que mide tres veces el diámetro de la Tierra, ha estado rugiendo los últimos 340 años. La pequeña Mancha Roja, también conocida como Óvalo BA, se volvió roja en 2006.


Todavía se ven tres manchas definidas unas cerca de otras el 7 de julio (a la izquierda), pero sólo dos, la Gran Mancha Roja y la Pequeña Mancha Roja se ven definidas el 10 de julio (a la derecha) en estas imágenes tomadas con la longitud de onda del metano, que se encuentra a grandes altitudes en la atmósfera de Júpiter.
© Christopher Go

Nadie sabe con certeza lo que les da a las tres manchas su color rojo. Una hipótesis es que las tormentas especialmente violentas sacan hacia fuera material de las capas internas de la atmósfera de Júpiter, como moléculas que contienen fósforo. Cuando se exponen a la luz del sol, las reacciones químicas hacen que las moléculas se vuelvan rojas.

Descanso y reagrupamiento

La tercera mancha roja se había estado moviendo hacia la Gran Mancha Roja, pero su desafortunado posicionamiento entre las otras dos manchas fue una sorpresa. "No creí que se fuera a aplastar entre dos de las tormentas más grandes del Sistema Solar", dijo Orton a New Scientist. "Es algo que nadie pudo prever".

El destino último de la mancha recién nacida es incierto. Algunas partes de ella, o toda, podría ser empujada dentro de la Gran Mancha Roja. Pero podrían quedar restos que formaran una mancha más pequeña.


Aparecen restos de la antigua tercera mancha roja en la parte inferior derecha de la Gran Mancha Roja (en el centro), en esta imagen tomada el 10 de julio. La Pequeña Mancha Roja es el tenue círculo rojo casi directamente debajo de la Gran Mancha Roja.
© Christopher Go

Observar el comportamiento de la mancha en los próximos días podría proporcionar a los astrónomos algún indicio de la fuerza de los torbellinos de las tormentas, y dar más información acerca de la profundidad que alcanzan estas tormentas en la atmósfera.

Por la posición de Júpiter en el cielo, el Telescopio Espacial Hubble fue incapaz de sacar fotos del encuentro de la mancha con sus hermanas. El planeta no estuvo visible del 29 de junio al 7 de julio, dijo Orton.

Pero el Hubble está ahora llevando a cabo observaciones con seguimiento. Los astrónomos también están recopilando imágenes de unos cuantos telescopios de todo el mundo. Orton dice que las imágenes detalladas del periodo después de las turbulencias serán mostradas el 17 de julio.

Fuente: Astroseti
Traductor al español: Claudia Rodríguez Ruiz


Página Axxón
                         

Nedstat Basic