Noticias en la página Axxón Página Axxón

30/Jul/05

Comprueban un nuevo objeto que podría tener tamaño planetario en el Sistema Solar y anuncian otro

Astrónomos del Instituto de Astrofísica de Andalucía, España, han confirmado la existencia de un objeto remoto, tal vez un planeta, que orbita muy lentamente en los límites externos del Sistema Solar. El Caltech de Estados Unidos, que también había observado éste y no lo anunció, repentinamente anuncia otro.

(BBC News, Nature) - El anuncio de este descubrimiento por los españoles generó una disputa con un equipo científico del Instituto de Tecnología de California (Caltech), Estados Unidos, liderado por el astrónomo Mike Brown. Es el grupo que descubrió anteriormente a Sedna, un planetoide de gran tamaño, y otros asteroides en la zona. Ellos lo vieron el 28 de diciembre del 2004, pero esperaban a hacer el anuncio cuando tuviesen más datos.

La cuestión no está en si es correcto que se le acredite el descubrimiento al grupo español, opina Brown en su sitio web. Y explica que ellos podrían haber anunciado el objeto antes, pero perdieron la chance porque esperaban hasta terminar el análisis de las observaciones realizadas desde el telescopio espacial Spitzer, el 22 de mayo pasado. "¡Nos equivocamos!", dice.

De acuerdo con los primeros cálculos de los españoles, podría ser que el objeto no supere los 1.500 kilómetros de diámetro, un poco menos de la mitad de nuestra Luna, pero no se descarta que pueda llegar a ser más grande que Plutón, que tiene un diámetro de 2.274 kilómetros. Brown dijo que las observaciones realizadas con el telescopio espacial Spitzer aportarán pronto su tamaño preciso.

Se trata de un objeto de movimiento orbital lentísimo, muy brillante, que en su mayor acercamiento al Sol, según el cálculo de los astrónomos españoles, se pondría a una distancia similar a la de Neptuno, el penúltimo planeta del Sistema Solar. En su punto de mayor alejamiento del Sol estaría más distante que Plutón, el más remoto de los planetas de nuestro sistema.

En cuanto a su composición y estructura, los cálculos indican que el objeto estaría formado por hielo y roca.

"Habíamos ubicado este objeto y su lento movimiento mientras estábamos controlando algunas imágenes en nuestra búsqueda de objetos por detrás de Neptuno", explicó José Luis Ortiz, uno de los astrónomos del instituto andaluz.

Los especialistas españoles bautizaron al objeto 2003 EL-61, un código de identificación provisorio hasta tanto se logre establecer de qué se trata realmente. José Luis Ortiz y sus colegas utilizaron para la observación el observatorio de Sierra Nevada en Granada, España. Las observaciones realizadas durante este mes confirmaron la existencia del objeto.

El equipo norteamericano también le ha puesto a su objeto un nombre provisorio: K40506A. Además están usando, como nombre más amable para referirse a él, "Santa".

En enero de este año, luego de hacer más observaciones desde el observatorio Keck en Hawaii, el grupo de Brown descubrió que Santa tiene una pequeña luna. La luna orbita su planetoide una vez cada 49 días a una distancia de 50.000 kilómetros.

Esta información permitió que Brown calculase que la masa de esa luna es de 1% del total de la masa del par, lo que significa que es mucho, mucho más pequeña que Caronte, la luna de Plutón.

La masa del planetoide es de alrededor de 4 exatoneladas (4*1018 toneladas): una tercera parte del peso de Plutón y más o menos la misma masa de toda el agua de la Tierra.

Brown presentará más detalles sobre el planetoide y su luna en la reunión de Ciencia Planetaria que se realizará en la Sociedad Astronómica Americana en Cambridge, Reino Unido, el 8 de septiembre.


¡Otro más! (no es el mismo): astrónomos de EEUU confirman la existencia de [otro] décimo planeta del Sistema Solar

LOS ÁNGELES.- El Instituto Tecnológico de California (Caltech), en una investigación financiada por la NASA, ha confirmado la existencia del "décimo planeta del Sistema Solar". El objeto, un cuerpo de roca y hielo provisionalmente bautizado como 2003-UB313, orbita alrededor del Sol a una distancia de 97 unidades astronómicas (14.400 millones de kilómetros). Han propuesto el nombre "Lila".

El planeta, descubierto el pasado 8 de enero mediante el Telescopio Samuel Oschin, en el observatorio de Monte Palomar (California), "será visible con un telescopio en los próximos seis meses, en la constelación Cetus", señaló Michael Brown, del Instituto Tecnológico de California (Caltech).

El astrónomo detalló que se trata de un miembro típico del cinturón Kuiper de asteroides, pero se le puede calificar como planeta debido a su tamaño, 1'5 veces mayor al de Plutón, el planeta hasta ahora más lejano y descubierto en 1930. Su periodo de traslación en torno a la estrella es de 560 años.

Según el sitio web spaceref.com, el descubrimiento fue resultado de un trabajo conjunto en el que también participaron, además de Brown, los científicos Chad Trujillo, del Observatorio Gemini, en Mauna Kea, Hawai, y David Rabinowitz, de la Universidad de Yale.

El supuesto planeta fue fotografiado el 31 de octubre de 2003, pero estaba muy distante y sólo fue posible determinar su movimiento en un análisis de nuevas imágenes realizado en enero.

En los últimos siete meses los científicos han estado estudiándolo para realizar un mejor cálculo sobre su tamaño y sus movimientos, señaló Brown, quien añadió estar "en un ciento por ciento seguro de que es el primer objeto más grande que Plutón captado en los extremos del Sistema Solar".

Fuente: El Mundo

El "halo de planetas" comienza a aparecer

Pocos días atrás un grupo de astrónomos estadounidenses aseguró que existen grandes posibilidades de que el Sistema Solar incluya un halo de planetas escondidos y hasta ahora ignorados.

Según los investigadores de la Universidad de Berkeley, en California, que publicaron un informe en la revista especializada británica New Scientist, los nueve planeta del Sistema Solar "no serían los únicos". De acuerdo con ese reporte, es posible que existan planetas escondidos más grandes que Marte y la Tierra.

Como anunciamos en la noticia que nosotros publicamos (23 de julio), la teoría se basa en el hallazgo en 2001 de una masa de hielo y roca de 100 kilómetros de diámetro que viaja alrededor del Sol en la misma órbita de Neptuno.

Otros planetoides

El 28 de noviembre del 2000 los astrónomos descubrieron Varuna, un nuevo miembro del Sistema Solar ubicado en el cinturón de Kuiper. Aunque Varuna es más pequeño que Plutón (tiene sólo 880 km de diámetro contra 2.250 km de Plutón) y no se lo considera un planeta, su hallazgo demostró que puede haber muchos objetos más o menos grandes sin descubrir sobre el borde de nuestro Sistema Solar.

En junio del 2002 descubrieron, a 1.600 millones de kilómetros de Plutón, un cuerpo rígido de 1.285 kilómetros de diámetro: Quaoar. Orbita el Sol cada 288 años a una distancia de 6.400 millones de kilómetros. Es menor que el tamaño de Plutón pero mayor que su satélite, Caronte.

En diciembre del 2002, dos científicos argentinos, el doctor Adrián Brunini, profesor de la Facultad de Ciencias Astronómicas y Geofísicas de la Universidad de La Plata, y el físico Mario Melita, que trabaja en Inglaterra, anunciaron observaciones y cálculos que indicaban que existía al menos un cuerpo de tamaño planetario en las afueras del Sistema Solar.

"Se sabe desde hace unos 10 años que el Sistema Solar tiene un cinturón de cometas que está más allá de Neptuno y del cual se piensa que Plutón es un objeto más —explicó Melita, desde Londres—. Hasta ahora se conocen unos 500 ó 600 objetos. Nosotros estudiamos la distribución y la órbita de esos objetos. Como más allá de 48 ó 50 unidades astronómicas (una unidad astronómica es la distancia que existe entre la Tierra y el Sol) no hay objetos a bajas excentricidades, hay un hueco. Una explicación de por qué eso puede ocurrir es que haya un planeta del tamaño de Marte o de la Tierra que produjo un surco y que nosotros lo que vemos es el borde interior del surco".

En febrero del 2004 se encontró en el cinturón de Kuiper —una región repleta de cuerpos helados similares a cometas— el objeto identificado como 2004 DW, que se anunciaba en ese momento que podía ser de un tamaño de entre 840 y 1.880 kilómetros de diámetro. En la actualidad su tamaño no se ha determinado fehacientemnete, pero se estima que tiene 1.600 km.

También en el 2004, poco después de 2004 DW (marzo), se identificó Sedna (cuyo código es 2003 VB12), un planetoide que en un primer momento, en base a las observaciones, se estimó de un tamaño de alrededor de 2.000 kilómetros de diámetro. El telescopio espacial Hubble también lo detectó. Su tamaño aún no ha podido ser calculado con exactitud, pero igual Sedna es el objeto más grande encontrado en la órbita del Sol desde el descubrimiento de Plutón en 1930. Se estima en la actualidad que tiene entre 1.250 y 1.800 km.

Más información:
Hallan otro enorme asteroide en los confines del Sistema Solar
Científicos argentinos aportan pistas sobre un décimo planeta
Detectan cuerpo que puede ser el décimo planeta
Posible origen extraestelar de Sedna
Confirman que el planetoide Sedna carece de luna
Quaoar: descubren el mayor cuerpo del sistema solar en más de medio siglo
Mundos huidizos
El Sistema Solar, superpoblado
Némesis: monstruo estelar
El asteroide 3753 Cruithne, un curioso compañero de la Tierra
La luna más rara
Extraños pares en el cinturón de Kuiper
Detectaron un asteroide que se mueve en el área interior de la órbita terrestre
Caltech: asteroide 2004 DW
Caltech: Sedna
Caltech: Quaoar
Caltech: 2003 EL61
Caltech: 2003 UB313