Noticias en la página Axxón Página Axxón

20/Jul/07

Falleció el creador, dibujante y escritor Roberto Fontanarrosa

Era un hombre de pueblo, rosarino hasta la médula y con una inteligencia brillante y mordaz. Fue y es popular hasta los máximos niveles, como mucha gente desearía serlo. Humorista, escritor, querido.

Será recordado con dolor al principio, y luego con sonrisas, y con un sincero amor: la mejor manera de trascender.

Roberto Fontanarrosa, como hombre de pueblo, de barrio, de bar y amigos, era hincha de fútbol, como todos sabemos del club Rosario Central. Recientemente dibujó un logo para la camiseta del club y, con ese humor extraordinario que tenía, dijo a la cámara que cuando le hablaron de hacerlo, él preguntó ¿Cúanto tengo que pagar para tener el honor de hacer esto?

Sin duda, un grande, uno de los más grandes de nuestra cultura.

Veamos el texto de homenaje que presenta el sitio del club de sus amores:

Negro Inmortal

Es una noche triste. No es una más...el Negro se fue con el viejo Casale, a contarle en el confín del universo sus últimas andanzas, de su batalla por vivir sin perder esa cuota de humor inconfundible... Un día dijo: "Estoy jugando con ocho...si me echan uno más, estoy frito..."

Y se fue sin abandonar, peleando hasta el final, como un verdadero guerrero, dejando huella de su paso a punto tal que el pueblo está de luto...Y los Canayas más, porque él es parte de la historia, nos identifica, nos une, nos hace sentir bien... Lucir en la gloriosa casaca auriazul su última obra, es un guiño único de pertenencia, de respetar las raíces, de saber que a través de "El Canaya", Roberto Fontanarrosa está alentando por toda la eternidad, representándonos allá, junto a "Piluso" y el "Che". "¡Que lo parió!" diría Mendieta, mirando a un absorto Pereyra, más solo que nunca en la llanura pampeana...

"Oye, 'BlackMan' dónde te has metido?" parece preguntar Boogie, disfrazando por un solo momento su aparente rudeza, extrañando a su creador... El Negro fue fiel a sus creencias, y entre ellas —infinitas por cierto— eligió impulsivamente los colores azul y amarillo, a bastones verticales, y tanto pudo ese amor incondicional que la vieja visera de Cordiviola se engalanó con su visita, cada domingo que jugaba Central... En las últimas épocas, el Auditorio Centenario lo abrazó y desde el palco de honor vio batallas memorables, y se regodeó de lo lindo con aquel "Pirulazo"...y seguramente miles de imágenes cruzarían por su mente, tratando de llevarse todo, hasta esa casaca con el número 11 en la espalda, en honor a su ídolo máximo, Mario Kempes...

¡Chau Negro Canaya!, seguimos acá, esperando volver a encontrarte en cada esquina, en cada lugar donde "El Nuestro" juegue...en cada bar donde el café sea una excusa para "canayear" un rato...

Es una noche triste ésta...y sí viejo, hay muchas ganas de llorar...

(por Julio Franco, en el sitio http://www.rosariocentral.com/)

Fuente: Axxón. Aportado por Eduardo J. Carletti

Más información:
Uno nunca sabe, de Roberto Fontanarrosa
Roberto Fontanarrosa en Wikipedia
Emotivo homenaje a Fontanarrosa en el Senado: "Yo sólo quiero que la gente se ría"
Premian a Fontanarrosa en el festival de Cartagena
Homenaje a Fontanarrosa