Noticias en la página Axxón Página Axxón

14/Jul/07

Runbot, "el más veloz"

Las experiencias de investigaciones de la década de 1930 se están usando para construir "el robot más veloz del mundo".

Los trabajos del neurofisiólogo ruso Nikolai Berstein están sirviendo de base para que un grupo de especialistas europeos desarrolle a Runbot, un pequeño aparato bípedo, que se mueve a la velocidad de más de tres zancadas por segundo. Ésto representa poco menos de lo que podría andar el ser humano más rápido.

Runbot, que mide 30 centímetros, cuenta con un sensor que detecta el contacto con el suelo y otro que registra el movimiento hacia delante, lo cual posibilita realizar variaciones de desplazamiento en terrenos muy variados. Los sensores envían la información a un "programa neuronal" -el equivalente a un sistema de circuitos locales- que la analiza y hace ajustes en tiempo real.

Con este trabajo se pretende arrojar luz sobre los misterios de la capacidad motora.

Circuitos

Los últimos resultados de la investigación se publican en el más reciente número de la revista de la Biblioteca Pública de las Ciencias de la Biología Computacional (Plos Computational Biology). Según la teoría de Bernstein, el movimiento animal no está bajo el control total del cerebro, sino de "circuitos locales" que hace casi toda la regulación del desplazamiento. El cerebro se compromete con el proceso motor, según él, sólo cuando entiende que los parámetros de movimiento se alteran; por ejemplo, cuando cambia la superficie del terreno.

El profesor Florentin Woergoetter, de la Universidad de Gottingen, en Alemania, dice que "cuando Runbot encuentra una pendiente en el terreno los circuitos de bajo nivel "creen" que puede seguir moviéndose sin cambiar nada. En consecuencia, la máquina pierde balance y cae, lo cual dispara otros sensores, y los circuitos más avanzados de que hemos dotado a Runbot entran en acción", explica. "De la experiencia de la caída, la máquina sabe que algo tiene que cambiar", añade.

"La dificultad en un robot radica en que sea capaz de efectuar el movimiento rápido parecido al de un muelle que requiere de cálculos de milisegundos. Ésto es muy difícil de manejar", concluye.

Fuente: BBC. Aportado por Francisco Costantini

Más información:
BBC Mundo
Nace el robot que expresa sentimientos
Para los robots, un tropezón sí es caída

Cuentos Relacionados:
PILDORA AMARILLA - Carlos A. Gutiérrez Bermúdez
LA CARGA - Sue Giacoman Vargas
ROBOPSIQUIATRA 10.203.911 - Ricardo Germán Giorno