Noticias en la página Axxón Página Axxón

26/Feb/08

La Vía Láctea tiene el doble del espesor que se pensaba

Les llevó apenas un par de horas descubrirlo, usando los datos disponibles en Internet

A los científicos de la Universidad de Sydney les llevó apenas un par de horas, usando los datos disponibles en Internet, descubrir que la Vía Láctea es el doble de ancha de lo que se pensaba anteriormente. El Profesor de Astrofísica Bryan Gaensler lideró un equipo que ha encontrado que nuestra galaxia, una espiral achatada de aproximadamente 100.000 años-luz de diámetro, tiene 12.000 años luz de espesor, no los 6.000 que se pensaba con anterioridad.

Demostrando que no toda la ciencia requiere de aparatos grandes y caros, el Profesor Gaensler y sus colegas, el Dr. Greg Madsen, el Dr. Shami Chatterjee y la estudiante de doctorado Ann Mao, bajaron datos de Internet y los analizaron en una planilla de cálculo.

"Estuvimos discutiendo ideas sobre el tamaño de la Galaxia, y pensamos que teníamos que revisar mejor los estándares que todos usan. Nos llevó unas horas calcularlo. Pensábamos que estábamos enredados con algo, entonces revisamos y volvimos a revisar, y no pudimos encontrar ninguna falla".

El análisis del equipo de la Universidad de Sydney difiere de cálculos previos debido a que fueron más cuidadosos en la selección de los datos. "Usamos datos de púlsares, estrellas que destellan con pulsos regulares", explica el Profesor Gaensler. "Conforme la luz de esos púlsares viaja hacia nosotros, interactúa con electrones dispersos entre las estrellas (el medio ionizado templado o WIM), lo que desacelera la luz".

"En particular, las longitudes de onda más largas (más rojas) del pulso se desaceleran más que las más cortas (más azules), por lo que observando cuánto más alejadas están las ondas rojas de las azules calculamos cuánto WIM ha atravesado el pulso".

"Si se conoce la distancia precisa al púlsar, entonces se puede calcular cuán denso es el WIM y dónde termina; en otras palabras, dónde está el límite de la Galaxia".

"De los miles de púlsares conocidos dentro y alrededor de la Galaxia, sólo cerca de 60 tienen distancias bien conocidas. Pero para medir el grosor de la Vía Láctea necesitábamos centrarnos sólo en los que están situados por encima o por debajo de la parte principal de la Galaxia, ya que los púlsares dentro del disco principal de la Vía Láctea no daban información útil".

Escogiendo sólo los púlsares muy por encima o por debajo, redujeron el número de mediciones en un factor tres, pero es precisamente este rechazo de puntos de datos lo que hace al análisis de la Universidad de Sydney distinto de los trabajos anteriores.

"Algunos colegas se me han acercado y me han dicho '¡Esto lo arruina todo!'", dice el Profesor Gaensler. "Y otros me han dicho '¡Ah! ¡Ahora todo encaja bien!'".

Los resultados del equipo fueron presentados en la reunión 211, en enero de este año, de la Sociedad Astronómica Americana, en Austin, Texas.

Fuente: CieloSur. Aportado por Graciela Lorenzo Tillard

Más información:
Más noticias de Ciencia en Axxón
Artículo original
La Vía Láctea no es una galaxia tan normal como se creía, según estudio
Los brazos de la Vía Láctea son más largos de lo esperado
La Vía Láctea, una galaxia espiral barrada