Página Axxón
ZAPPING
INDICE - PRINCIPAL - NOTICIAS

ZAPPING 0116, 04-07-2002


Los fósiles imposibles
Fósiles que producen gran controversia resultan ser más antiguos que lo que se pensaba


(pique para ampliar)
Traza fósil dejada por un gusano (Nereites) en la formación de Waterville (Silúrico). Las estructuras lobuladas fueron marcadas por los parapodios (pies) del gusano cuando caminaba por el suelo. La huella tiene un ancho de más o menos 1 cm en su punto más amplio.

El geólogo Pradip Kumar Bose es un típico científico pobre de la India. Viaja en ómnibus y en trenes de segunda clase para ir a dar sus clases en la Universidad Jadavpur de Calcuta. Pero a veces la fortuna golpea a las puertas de los pobres. Se hallaba en un campo de piedras de arena en el pueblo Madhya Pradesh de Chorhat, India, cuando, al estudiar con su lupa de bolsillo una roca rojiza, se encontró con unas zigzagueantes huellas impresas. "El hallazgo me dejó sin respiración", recuerda. El geólogo piensa que esas marcas fueron dejadas por un huidizo animal, con forma de gusano y de medio centímetro de grosor, que vivió hace unos 1.100 millones de años. Si eso es cierto, el hallazgo tiene grandes implicaciones. Los fósiles más antiguos de este tipo que se conocen vienen de China y Namibia, e indican que los animales multicelulares llegaron a la línea evolutiva de la vida hace más o menos 600 millones de años. Esta piedra de la India parecería llevar la vida animal compleja mucho más atrás en el tiempo, entre 400 y 500 millones de años más.
Entonces ¿por qué no hay registro de vida animal en el período entre la roca de Chorhat y los fósiles de China y Namibia? "Si uno ve organismos de una escala de un centímetro y luego no los vuelve a encontrar duante 400 millones de años, hay mucho que explicar", dice el paleontólogo Andrew Knoll de la Universidad de Harvard. Charles Marshall, que estudia la evolución en la Universidad de California en Los Angeles, postula que podrían haber aparecido animales relativamente complejos muy temprano y luego haber desaparecido. Los que conocemos serían resultado de una nueva evolución. Si fue así, la teoría darwiniana, que establece la supervivencia de los más aptos, sufriría un golpe. Algunos científicos están buscando otras explicaciones. Soren Jensen, a experto de la Universidad de Cambridge en huellas fósiles, dice: "No me sorprendería si finalmente descubrimos que esas huellas resultan ser de origen inorgánico".


(pique para ampliar)
Otra traza fósil de gusano.

Bose se defiende alegando que los zigzagueos y el tamaño de las marcas son consistentes con los movimientos de un animal multicelular, refutando las sugerencias de que las huellas se podrían haber formado de otro modo. Además, descalifica a los escépticos que no creen en la antigüedad de la roca, que fue hallada en la piedra de arena Mesoproterozoica de Chorhat, cuya antigüedad ha sido "universalmente aceptada" como de 1.000 millones de años o más. Él también tiene defensores, como Adolf Seilacher de la Universidad Tübingen en Alemania y la Universidad de Yale, y Friedrich Pfluger, también de Yale. Los dos alemanes se unieron al equipo en Chorhat y escribieron en común un paper de tres páginas que fue publicado como artículo de tapa en el American Journal of Science.
Bose y su equipo han estado buscando más fósiles desde 1994. Con su asistente de campo, Subir Sarkar de la Universidad de Jadavpur, encontraron un trozo de piedra de arena en Chorhat que tiene una huella en forma de escalera. En un artículo publicado en una revista alemana por Seilacher, Bose y Sarkar se teoriza que las huellas podrían ser de animales multicelulares que se movían por el fondo del mar. Seilacher y Pfluger se unieron a los científicos indios para buscar más pruebas. El último hallazgo parece apoyar la hipótesis. El animal podría haber excavado a través de los sedimentos a unos pocos milímetros por debajo del suelo de un mar que cubrió alguna vez el territorio de la India central. Cuando el suelo se convirtió en piedra, las huellas fueron preservadas.
Sin embargo, la historia no termina aquí. Al ser descubiertas, las zigzagueantes huellas encontradas en antiguas piedras de arenisca de la India fueron una noticia suficientemente dramática: parecían ser huellas del recorrido de gusanos, con una antigüedad de 1100 millones de años. De confirmarse, esa datación habría llevado el registro de la aparición de los primeros animales complejos a alrededor de 500 millones de años más hacia el pasado. Esta noticia fue publicada en ScienceNOW, el 1° de Octubre de 1998 y generó grandes discusiones. Sin embargo, ahora parece que esos primeros estudios hicieron una pobre estimación de la edad de esas rocas.
Los investigadores informaron en el ejemplar de febrero del 2002 de Geology que las rocas que tienen marcadas esas huellas tendrían, en realidad, la sorprendente edad de 1.600 millones de años. Lo cual llevaría la existencia de vida animal en forma compleja a mil millones de años más atrás en el tiempo que lo que se creía hasta el momento. Para algunos investigadores semejante salto en la cronología es increíble y por eso prefieren ver las huellas como simples marcas en un barro muy antiguo.
La nueva edad calculada para las huellas de la India proviene de una datación radiométrica realizada por dos grupos diferentes, que midieron la disminución de la radioactividad del uranio que existe en pequeños cristales de zirconio que fueron depositados junto a ceniza volcánica inmediatamente antes de que se formaran las huellas. Ambos grupos —uno dirigido por el paleontólogo Birger Rasmussen de la Universidad de Australia Occidental en Crawley y el otro por el geoquímico Jyotiranjan Ray de la Universidad de Hawaii, en Honolulu— determinaron edades algo mayores a los 1.600 millones de años.
Al haberse disipado las dudas sobre la antigüedad de la roca, el origen biológico de las huellas se hace "todavía más excitante y más improbable", según el paleontólogo Adolph Seilacher de la Universidad de Yale, que es quien, junto a sus colegas, propuso que las huellas fueron hechas por unos gusanos bastante evolucionados que se movían justo debajo del suelo océanico. "La edad determinada causa que se haga improbable que sean huellas fósiles de animales", concede Seilacher. "Al mismo tiempo, tengo que aceptar la evidencia. No he encontrado, ni oído de otra persona, otra explicación. ¿Hay alguna explicación no biológica para estas huellas?"


Otro controvertido "fósil" fue el que se halló en el meteorito de Marte ALH84001 hallado en la Antártida.

"Bueno, sí", dice la paleontóloga Mary Droser de la Universidad de California en Riverside. A sus ojos, las huellas "se ven mucho más parecidas a rajaduras que a huellas fósiles". El debate sobre las huellas más antiguas de vida animal "es una gran prueba que nos prepara para cuando obtengamos muestras de Marte", dice el geoquímico Samuel Bowring del MIT (Massachusetts Institute of Technology), que colaboró con Jyotiranjan Ray, de Hawaii. "¿Cómo se determina si algo es biogénico? Los paleontólogos no han terminado de definirlo". Quizás estas huellas de la India ayuden a prepararnos para las cosas que vayamos a encontrar en nuestra exploración del Sistema Solar.


Traducido, adaptado y ampliado por Eduardo J. Carletti de http://image.pathfinder.com/asiaweek/ y http://www.academicpress.com/inScight/, Academic Press Daily InScight



            

Nedstat Basic - Web site estadísticas gratuito
El contador para sitios web particulares Nedstat Basic - Web site estadísticas gratuito
El contador para sitios web particulares


Página Axxón