Comprueban que las garrapatas sobreviven al vacío y al bombardeo de un haz de electrones

Informan científicos japoneses que las garrapatas (Arachnida, Acari) pueden sobrevivir a las condiciones de vacío y a ser irradiadas por un cañón de electrones

La noticia es, cuanto menos, sorprendente. Según cuentan unos científicos japoneses en PLoS, al parecer las garrapatas pueden sobrevivir a las condiciones de vacío y a ser irradiadas por un cañón de electrones.

Desde hace un tiempo se sabe que algunos microorganismos pueden sobrevivir a las condiciones del vacío espacial. Incluso algunos líquenes también lo logran. Además, algunos de estos seres resisten la fuerte radiación que existe en el espacio. Esto permitiría cierta panspermia natural de un planeta a otro gracias al impacto de meteoritos. Sobre todo hace mucho tiempo, cuando este tipo de colisiones eran más frecuentes. Se han hecho cálculos de cómo sería esta panspermia dentro de nuestro Sistema Solar, y estos cálculos sugieren que es plausible. Incluso se han hecho cálculos de lo mismo en los exoplanetas llamados supertierras, llegando a la conclusión de que en ese caso no se daría. Además, se ha visto que ciertos microorganismos pueden resistir las duras condiciones de un impacto meteorítico.

Por estas razones se han hecho varios experimentos de supervivencia a bordo de varias misiones espaciales. La última de ellas era la fracasada misión rusa a Marte, que pretendía aterrizar sobre una de sus lunas. Esta misión llevaba consigo varias especies resistentes a las condiciones espaciales, como los tardígrados, u osos de agua. Hasta ahora, estos pequeños seres eran la única especie animal pluricelular en conseguir tal proeza, siempre y cuando fueran deshidratados antes de ser sometidos a las condiciones espaciales (los tardígrados tienen la capacidad de sobrevivir muchísimo tiempo deshidratados por completo, y revivir en cuanto se les pone en contacto con el agua). Esta pequeña criatura está compuesta en gran parte de agua, y el agua se sublima rápidamente en el vacío. Su deshidratación permite a estos animales alcanzar un estado de animación suspendida y después de uno de estos viajes espaciales volver a la vida si se les administra agua.

Pero las garrapatas (Haemaphysalis flava) no necesitan esta deshidratación. Pueden resistir sin preparación previa las condiciones de vacío en el interior de un microscopio electrónico, tal y como ha demostrado Naohisa Tomosugi, de la Universidad Médica de Kanazawa y sus colaboradores. De hecho es posible ver cómo mueven sus patas en directo bajo el haz de electrones del microscopio.

Los experimentos se hicieron con 8 hembras y 12 ninfas. Todos ellos estuvieron 30 minutos dentro del microscopio. Una vez retiradas del microscopio, vuelven a tener una vida normal. Resistir hasta cierto punto este haz de electrones es también otra notable propiedad de estos animales. Sin embargo, el haz de electrones daña a estos animales, aunque no los mate inmediatamente.

O bien sobrevivieron 2 días una vez fuera, o más de dos semanas dependiendo de si habían sido expuestas o no al haz de electrones. Los investigadores especulan que el animal deja inactiva la función respiratoria mientras está expuesto al vacío.

El descubrimiento se realizó por casualidad y permitirá usar a estos animales como modelo biológico de resistencia a condiciones extremas.

Fuente: Neofronteras y otros. Aportado por Eduardo J. Carletti

Más información:

Esta entrada fue publicada en Biología, CIENCIA. Guarda el enlace permanente.