Noticias en la página Axxón Página Axxón
[Noticias de Axxón ] [ Página principal ] [ Zapping ]

23/Feb/05



Revista Axxón

Axxón en
facebook


Lectores de Axxón en facebook



Haz clic aquí para suscribirte a Axxon



La ciencia comienza a develar los secretos de la hibernación

Hallan en primates los genes que la comandan. En un futuro cercano podría inducirse en forma segura y prolongada en humanos.

(La Nación) - Cuando Dan Davis decidió entrar en animación suspendida para que su conciencia y sus funciones vitales fueran preservadas en frío durante 30 años, no lo hizo tratando de ganar tiempo ante una enfermedad por entonces incurable ni tampoco para asomarse al futuro en un abrir y cerrar de ojos. Simplemente quería olvidarse de la mujer que lo había traicionado.

El estado de hibernación o "largo sueño" en el que cae Dan Davis en la novela de 1957 "Puerta al verano", escrita por Robert A. Heinlein, uno de los padres de la ciencia ficción norteamericana, está cada vez más cerca de poder ser inducido en humanos. Varios grupos de investigación están obteniendo resultados alentadores con sustancias o procedimientos capaces de poner en suspenso el metabolismo de especies cada vez más cercanas al hombre.

Recientemente, el biólogo celular Mark Roth, del Centro de Investigación del Cáncer Fred Hutchinson, de Seattle, Estados Unidos, publicó un estudio en la revista Science, en el que detalla cómo fue capaz de inducir la hibernación en ratones. Encerrados en una cámara hermética, los roedores fueron expuestos a un cóctel de gases como el sulfuro de hidrógeno, que en seis horas los sumergió en un estado de animación suspendida.

Con una temperatura corporal de 15°, el metabolismo de los ratones desaceleró su marcha: el consumo de oxígeno bajó un 50% y el ritmo de la respiración se redujo 12 veces. "Este estado fue rápidamente reversible y no pareció dañar a los animales —escribió Roth en Science—. Esto sugiere la posibilidad de inducir estados de animación suspendida con fines médicos."

Hipotermia profunda

Las aplicaciones médicas con las que sueñan quienes investigan cómo inducir la hibernación en humanos son más modestas que las que suele plantear la ciencia ficción. Lo que buscan es disponer de una herramienta capaz de poner en suspenso las funciones vitales de víctimas de accidentes, por ejemplo, mientras reparan heridas que demandan complejas intervenciones quirúrgicas.

En la actualidad, los cirujanos cuentan con procedimientos de ese tipo, que les permiten bajar a 16° la temperatura de sus pacientes durante no más de 40 minutos, mientras reparan graves lesiones vasculares o reconstruyen corazones defectuosos. "La hipotermia profunda se emplea en cirugías muy complejas en las que es necesario que no haya sangre en el campo operatorio", comentó a La Nación el doctor Daniel Navia, jefe del Servicio de Cirugía Cardíaca del Instituto Cardiovascular Buenos Aires (ICBA).

"La única forma de parar la circulación sanguínea sin dañar al cerebro es bajando la temperatura corporal a entre 18 y 16 grados —explicó Navia—. A esa temperatura, el cerebro entra en reposo, pero sigue vivo con la energía residual que queda en sus células."

Claro que esa energía no dura más que 40 minutos, por lo que pasado ese lapso hay que restablecer la circulación y normalizar la temperatura del paciente. "De lo contrario, el paciente sufrirá daños cerebrales permanentes -apuntó Navia-. Por eso hoy hay muchos grupos de investigación abocados al desarrollo de drogas neuroprotectoras que permitan expandir la ventana temporal durante la cual se puede mantener al paciente en hipotermia profunda."

El sueño de los cerdos

El método que se emplea hoy en día para sumergir a los pacientes cardiovasculares en hipotermia profunda —derivar su circulación hacia un dispositivo que cuenta con una suerte de radiador que enfría la sangre— es similar al que utiliza en sus experimentos Hasan Alam, un investigador del Hospital General de Massachusetts, en Boston, Estados Unidos.

En una entrevista concedida a la revista NewScientist, Hasam contó que había logrado inducir algo más que hipotermia profunda en cerdos. Tras extraerles la sangre y poner en su lugar un líquido con sustancias antioxidantes y nutrientes a sólo 2° de temperatura, este investigador es capaz de hacer caer la temperatura corporal de sus animales a 10 grados.

Así, sin pulso y sin actividad cerebral, los cerdos permanecen ya no 40 minutos, sino horas hasta que Hasam les devuelve su cálida sangre; cuando la temperatura corporal supera los 25°, el corazón vuelve a latir y los animales despiertan. "Técnicamente, creo que lo podemos hacer en humanos", dijo a NewScientist el investigador, que planea tratar de reproducir sus logros en pacientes.

Aprender de los que saben

Otros científicos han decidido emprender la búsqueda de un método que pueda inducir en forma segura y prolongada la hibernación en humanos a partir del estudio de aquellos animales para quienes esa actividad forma parte natural de sus vidas.

Hannah Carey, de la Escuela de Medicina Veterinaria de la Universidad de Wisconsin, Estados Unidos, estudia a ciertas ardillas capaces de reducir su temperatura corporal a 4°, para así hacer funcionar su metabolismo al 2% de lo normal. Carey está convencida de que esa habilidad radica en ciertos genes que se activan sólo durante la hibernación: conocerlos, dijo a la revista NewScientist, "nos dará pistas de cómo inducir esa clase de estados en los seres humanos".

Quien ha dado con algunos de esos genes es Matthew Andrews, de la Universidad de Minnesota Duluth, Estados Unidos, que tras estudiar 48 genes en ardillas, descubrió que 11 de ellos se activaban sólo durante la hibernación. Quizás en esos genes se encuentra el secreto que permite que el organismo de las ardillas no resulte dañado mientras hibernan, conjetura.

En todo caso, lo más sugerente es la posibilidad planteada por investigadores alemanes de que los humanos poseamos genes capaces de funciones similares. En 2004, Kathrin Dausmann, de la Universidad Philipps, de Maburgo, Alemania, descubrió que existen primates —más precisamente cierto tipo de lemur— que hibernan.

Si los genes que comandan el proceso de hibernación han llegado hasta nosotros, quizás algún día aprendamos a ponerlos en funcionamiento. Entonces, el "largo sueño" de Robert A. Heinlein será lo que en su novela: una forma de saltar al futuro. Pero real.

El frío como neuroprotector

"Más allá de la leyenda que dice que Walt Disney está vivo congelado, existen casos reales. En Pittsburgh tuve que atender a un chico que había estado sumergido 45 minutos en un lago helado y que fue revivido sin ningún daño cerebral —contó el doctor Conrado Estol, jefe de la Unidad de Stroke del Sanatorio Las Lomas—. El frío puede funcionar como neuroprotector: en un accidente cerebrovascular (ACV) permite reducir el metabolismo de las neuronas que han perdido el suministro de oxígeno. Hoy se experimenta con métodos para enfriar a los pacientes y así ampliar el tiempo en el que se los puede tratar sin producir secuelas."

Aportado por Alejandro Alonso

Más información:
La hibernación imaginada por la ciencia ficción se acerca a la realidad
Logran hibernar ratones, en un estado reversible
Cirugía: Espectacular operación quirúrgica que recuerda una película de Ciencia Ficción

Más noticias de ciencias médicas:

Descubren hormona capaz de inhibir el apetito
Un británico asegura haberse librado del virus del VIH
Nanotecnología contra los tumores
Se concretó el primer trasplante parcial de rostro del mundo
Científicos de EE.UU desarrollan anticuerpo contra el ántrax
La mujer del primer trasplante facial dice que está conforme con su nueva cara
En Alemania buscan saber mejor por qué envejecemos
Prueban la primera terapia para el Chagas
Avances de nanotecnología crean problemas de salud
Implantan en Argentina primer corazón artificial infantil
"El trasplante de cara nos permitió salir de un callejón terapéutico"
Nuevo tratamiento libera a transplantados de drogas antirrechazo
Crearán en Oxford la cátedra César Milstein
Expertos dicen que el brote de gripe aviar turco puede detenerse
Muta virus de la gripe aviar
Los biochips entran en las consultas
Crearon prototipo de robot que ayudaría a cirujanos a ver interior del cuerpo humano
Científicos resuelven enigma duplicación virus de gripe aviaria
Ciertos virus podrían causar obesidad, según una teoría
Descubren en roedores células que destruyen los tejidos cancerígenos
Curan la diabetes en monos
Gripe aviar: confirman nuevos focos y el virus se expande

            

Noticias anteriores, por tema
Ciencia Cine Espacio Espectáculos Historietas Internet Juegos Libros Literatura Revistas Sociedad Tecnología Televisión

Noticias anteriores, por año
2017  2016  2015  2014  2013  2012  2011  2010  2009  2008  2007  2006  2005  2004  2003  2002