Hallan fósil humano en una caverna de Siberia y se determina por ADN que es una especie nueva

Se ha hallado el hueso de un dedo y una muela de 30.000 a√Īos de antig√ľedad. Comparti√≥ el planeta con los ‘sapiens’, los neandertales y los Homo floresiensis. El descubrimiento se ha logrado gracias a la secuenciaci√≥n de su ADN

Un equipo cient√≠fico internacional, liderado por el Instituto Max Planck de Alemania, ha descubierto en Siberia los restos de una nueva especie humana, desconocida ahora, que comparti√≥ el planeta hace unos 30.000 a√Īos con los neandertales, los Homo sapiens modernos y los Homo floresiensis de Indonesia.

El nuevo linaje, bautizado como denisovanos, porque sus restos se encontraron en la cueva siberiana de Denisova, es el primero descrito gracias a una investigación genética: en concreto, la secuencuación de ADN nuclear de la falange de un dedo de una hembra infantil de esta nueva especie.

Tras comparar su genoma con el de los neandertales (que se conoci√≥ este a√Īo) y el de Homo sapiens actuales de Europa, √Āfrica y Asia, se comprob√≥ que los denisovanos no eran ninguna especie conocida, aunque parte de su ADN (menos del 3%) est√° presente en las poblaciones de Melanesia.

La paleogen√©tica ha revelado, seg√ļn se publica en la revista Nature esta semana, que estos hom√≠nidos son m√°s parecidos a los neandertales que a nosotros, lo que significa que descienden de la misma poblaci√≥n ancestral, que se dividi√≥ en estas dos ramas hace unos 600.000 a√Īos. Antes de ello, hace unos 800.000 a√Īos, su rama com√ļn se habr√≠a separado de la que dio origen a nuestra especie.

Un dedo y un diente

Una muela, localizada en la misma cueva, confirmar√≠a tambi√©n que su morfolog√≠a es mucho m√°s primitiva que la nuestra. Se parece a la dentadura que tuvieron los Homo erectus, otros hom√≠nidos del intricado √°rbol evolutivo humano de hace 1,8 millones de a√Īos.

¬ęTodo parace indicar que los denisovanos se dispersaron ampliamente en el pasado¬Ľ, argument√≥ el jefe del equipo cient√≠fico, Svante P√§√§bo, en referencia a los 7.000 kil√≥metros que separan la regi√≥n rusa de Siberia de la isla de Nueva Guinea, en Ocean√≠a.

Mientras estos hom√≠nidos se extend√≠an por Asia, los neandertales lo hicieron por Eurasia durante cientos de miles de a√Īos, hasta que los H. sapiens abandonaron √Āfrica, momento en el que tambi√©n se cruzaron, dejando su marca de ADN en todos los humanos actuales no africanos.

¬ęComo se ve, la historia es mucho m√°s compleja de lo que se pensaba. Ya no se trata de una clara historia de humanos saliendo de √Āfrica y reemplazando a los neandertales. Ahora vemos que hay linajes entrelazados con m√°s jugadores y m√°s interacciones de las que conoc√≠amos¬Ľ, apunta Richard Green, de la Universidad de California, otros de los firmantes del art√≠culo.

De momento, y a falta de más fósiles en los que fundamentar el hallazgo (sólo hay un fragmento de dedo y un diente), los descubridores de este nuevo homínido han preferido no denominarle como una nueva especie.

La opinión de los expertos

La mayor√≠a de los expertos en Paleontolog√≠a preguntados por ELMUNDO.es consideran este trabajo ¬ęde un gran inter√©s cient√≠fico¬Ľ.

Para Manuel Dom√≠nguez Rodrigo, que excava en la Garganta de Olduvai (Tanzania), ¬ęmuestra que en el Pleistoceno medio las poblaciones humanas euroasi√°ticas no establecieron barreras reproductivas entre ellas y abre el misterio de c√≥mo unos hom√≠nidos en las estribaciones occidentales de Siberia pudieron haberse mezclado con los ancestros de una poblaci√≥n geogr√°ficamente tan distante como la Melanesia actual¬Ľ.

Antonio Rosas, experto en neandertales del Museo Nacional de Ciencias Naturales, cree que plantear√° ¬ęla reconsideraci√≥n de lo que es un ser humano porque la condici√≥n humana es un laberinto cada vez m√°s complejo¬Ľ. ¬ęDebemos acostumbrarnos a que hubo un gran diversidad de especies humanas en un periodo muy reciente¬Ľ, afirma el paleont√≥logo.

Juan Luis Arsuaga, codirector en Atapuerca, cree que habr√° que esperar para confirmar si los denisovanos son una nueva especie ¬ęporque con una mol√©cula no se puede saber¬Ľ y apunta que algunos f√≥siles hallados en China, que no eran ni Homo erectus ni Homo sapiens, ¬ęigual tienen que ver con estos hom√≠nidos primitivos¬Ľ.

Fuente: El Mundo. Aportado por Eduardo J. Carletti


Más información: